20.4 C
Corrientes
domingo, 16 junio, 2024

El país vuelve a mirar a Córdoba

Noticias y curiosidades del mundo

La Asamblea Legislativa concluyó con la sorpresa de una convocatoria del Presidente a transitar un camino de entendimiento entre la Nación y las provincias. Habría un alivio fiscal para los gobernadores si antes se sancionan las leyes pedidas por el Gobierno nacional. El mensaje presidencial tuvo un rating inesperado de 50.7 puntos, superando al anterior récord del partido Argentina-Francia por la final de la Copa del Mundo. Milei habló descarnadamente al pueblo. La mayor parte de los mandatarios provinciales ya hicieron pública su adhesión a la convocatoria presidencial. El aval político al plan económico que comienza a dar resultados con números elocuentes contribuiría a generar las condiciones para la inversión que ayude al crecimiento y desarrollo de la economía. Desde el exterior hay expectativa por los avances políticos que puedan darse en el país.

03-CONFUCIO 04-CONFUCIO 05-CONFUCIO 06-CONFUCIO 07-CONFUCIO

Por CONFUCIO

Lo anticipó este medio. La Asamblea sería a las 21 horas, por primera vez en la vida parlamentaria, y habría «una sorpresa». Así fue. La decisión de llevar la convocatoria a la noche muchos la vincularon con la tradición americana, aunque en los hechos lo que se buscó, y con señalado éxito, es lograr que el mensaje presidencial llegue a la mayor cantidad de hogares argentinos en un horario que facilite la presencia de la gente frente al televisor. Hubo un rating excepcional 50,7 puntos, esto es, superó la anterior marca que se dio en la final Argentina-Francia por la copa del mundo con 47,8 puntos de rating. No es un hecho menor y habla por sí del interés que tienen los argentinos en el desarrollo del proceso político que involucra la vida diaria del pueblo de la Nación.

Esta vez el Presidente no habló a espaldas de los legisladores. Lo hizo en el recinto, frente a un atril ubicado bajo el estrado, con un discurso leído que duro 73 minutos y en el cual en ningún momento levantó la voz, conservando la compostura. Una sola vez remarcó una frase, fuerte por cierto, y lo hizo a continuación de aplausos que dieron pie para que, con cierta picardía fuera incisivo en el mensaje que dejó.

Apuntó de lleno al ex gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aunque, por extensión, alcanzó a la UCR en su conjunto al decir: «Hay absurdos ejemplos obscenos de impunidad como, por ejemplo, el que vivimos esta semana cuando nos enteramos que un ex gobernador metió tras las rejas, sin debido proceso, a un ciudadano por 50 días, meramente por el crimen de hablar mal de la corona en un chat privado. Ofende el silencio de aquellos que se dicen republicanos».

La dura recriminación fue escuchada tanto por Martín Lousteau, destinatario directo, como por el actual Gobernador de Jujuy quienes mantuvieron las formas. Morales hubiera preferido un gesto de solidaridad, no solo de su socio político, el actual Presidente de la UCR, sino también de su delfín que es el actual mandatario provincial. A las pocas horas el Gobernador hizo público su apoyo a la convocatoria para el 25 de Mayo en Córdoba, algo que imitaron los gobernadores radicales de Mendoza, del Chaco y de Santa Fe junto a otra importante cantidad de mandatarios provinciales de otros espacios no solo del PRO, inclusive el gobernador de Córdoba y algunos del justicialismo como los de Tucumán y Catamarca, en una lista que sigue abierta y a la cual se incorporarán seguramente varios más que, por estas horas, analizan los pro y los contra de una decisión que será siempre polémica.

La expectativa está por estas horas centrada en la respuesta pública que podría dar el Gobernador del primer Estado argentino, Axel Kicillof, cuando el lunes inaugure el período ordinario en la Legislatura de La Plata.

Por lo pronto, pareció un hecho auspicioso sí la presencia de Kicillof como la de la mayoría de los gobernadores en el Congreso de la Nación, como tendiendo un puente de plata como lo hicieron diputados y senadores que casi a cartón lleno dieron un marco llamativo a la Asamblea, tanto más por lo que había venido pasando en la relación de Milei con los gobernadores y legisladores, y por las reiteradamente ácidas declaraciones del Presidente, descalificatorias de la política en general y de los jefes provinciales, y legisladores en particular.

Corresponde decir, en homenaje a la verdad, que el viernes por la noche todos cuidaron las formas dando una imagen, ante millones de argentinos que siguieron el mensaje presidencial, de una prolijidad en las formas en lo que hace al funcionamiento de las instituciones.

El Presidente dijo sí cosas fuertes. Realizó un descarnado examen de la realidad recibida y del estado del país y hasta, en algunos tramos, personalizó con nombre y apellido como cuando se refirió a Alberto Fernández y Cristina Kirchner en un pasaje y a Juan Grabois, Máximo Kirchner, Sergio Massa y Pablo Moyano, pero lo hizo, y esto sorprendió a algunos, en un tono desusadamente calmo. De hecho, no levantó en ningún momento la mirada salvo cuando remarcó la referencia a Gerardo Morales o levantó la vista hacia los palcos del tercer piso donde sus partidarios festejan algunos párrafos del mensaje presidencial.

La excepción la dio un Diputado perteneciente al bloque K, que proviene de filas del sindicalismo, que en una actitud marginal, que molestó incluso a los legisladores de su propio espacio, dio las espaldas al estrado presidencial manteniéndose en esa posición durante toda la sesión.

Ya al llegar el Presidente al Congreso se advirtió un clima distendido con Milei saludando, a algunos con mayor efusividad, incluso a algunos opositores con quienes, como el caso de Florencio Randazzo se confundió en un abrazo.

Lo mismo ocurrió al concluir su discurso. Al bajar nomás se topó con el senador Luis Juez con quien repitió la escena. Siguieron los abrazos con muchos otros, aunque el que más llamó la atención fue el que le dio a la Ministra de Seguridad, acaso como refrendando el reconocimiento que en el mensaje dio respecto a la figura de Patricia Bullrich.

En esto de la gestualidad, ya al llegar, fue notoria la onda que recíprocamente se esforzaron en mostrar el Presidente y la Vicepresidente con la clara intención de disipar toda duda alimentada siempre por algunos medios.

Muy cerca del estrado principal los cuatro ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación marcaron la presencia de la tercera pata del poder del Estado.

Entre los ex Ppesidentes solo estuvo Adolfo Rodríguez Saá quien, a pesar de gobernar solo una semana de vértigo goza hoy de la pensión vitalicia que se le otorga a los presidentes y ex vicepresidentes de la Nación por un régimen especial instituido por Ley 24.018 que el viernes Milei se encargó de decir que lo derogará dentro del paquete de leyes anticasta que elevará al Parlamento.

Cierto es que el clima dentro del Congreso se modificó notoriamente cuando, al finalizar el discurso, el Presidente sacó a relucir la sorpresa prometida. La convocatoria a una suerte de Pacto al estilo de La Moncloa para el 25 de Mayo en Córdoba fue un gesto hacia la normalización de las relaciones con los gobernadores, que fue muy bien recibido.

Más de una docena hasta promediar la noche ya hicieron pública su adhesión, conscientes que la realidad indica la necesidad de acercar posiciones frente a un gobierno «con pocas pulgas» y una decisión muy firme en mantener el déficit cero logrado en enero y quizás confirmado en febrero, cueste lo que cueste.

En realidad, la posición de Milei no debe sorprender, simplemente porque lo había anunciando muy claramente cuando dejó en claro que para cerrar las cuentas fiscales era necesario una mayor recaudación y la reducción del gasto público.

Los legisladores fueron permeables a ciertas presiones de los habituales lobbis y así fue que la «Ley Ómnibus» fue sufriendo sucesivos recortes que desnaturalizaron su objeto, lo que determinó la decisión presidencial de retirar el proyecto, algo que sorprendió y mucho al arco político por cuanto se advirtió que se había tensado en demasía la cuerda agotando la paciencia presidencial.

A partir de ese momento el Gobierno dejó en claro que, así las cosas, el ajuste sería mucho mayor, y que los principales perjudicados serían los gobernadores, algo que rápidamente comenzó a verificarse con la no remisión de partidas del fondo docente, de los subsidios al transporte y otros ítems.

Chubut pareció ser la primera víctima haciendo que su Gobernador salga con los botines de punta recogiendo de inmediato una serie de apoyos, a lo largo y lo ancho del país, de otros gobernadores. En verdad todos, incluido el Jefe de Gobierno porteño, con la sola excepción del de Tucumán, el peronista Osvaldo Jaldo, quien desde antes vio que era mejor estar cerca del Gobierno nacional.

A muchos sorprendió el apoyo masivo y extendido que logró Torres, quien incluso llegó a poner en duda la provisión de gas y petróleo al resto del país hasta que el principal gremio vinculado al petróleo salió a tomar distancias, con la cintura propia y el olfato que tienen los jefes sindicales, poco propensos a asumir peleas ajenas.

Con el correr de las horas se develó la razón de este sorprendente y masivo apoyo. En verdad, como Chubut, hay varias otras provincias en apuros, entre ellas el Chaco, que ayer se apresuró a enviar un explícito mensaje de apoyo a la convocatoria, en línea con el acercamiento que viene registrando en los últimos tiempos.

En verdad, Leandro Zdero dio señales contradictorias desde el comienzo, aunque a partir de las últimas reuniones el Gobierno nacional lo ha ubicado dentro del pelotón de gobernaciones amigables, un logro no menor para una provincia fuertemente dependiente del Gobierno federal.

Si bien el interlocutor es particularmente el ministro del Interior, Guillermo Francos, el Presidente monitorea y se interesa, de manera directa, «en el ir y venir de los gobernadores» que recién ahora, algunos tardíamente, han comenzado «a picarle el boleto» a la forma de actuar del Presidente.

En el caso de Corrientes como Chaco y Formosa, el Vocero presidencial es quien le acerca, cuando lo considera oportuno, las noticias provenientes de estas provincias que se publican en EL LIBERTADOR, LA VOZ DEL CHACO o FORMOSA.

Este medio lo advirtió hace varias semanas. «Conocer el perfil de Milei es el ABC de una buena relación con el poder central». Otros siguieron, como Quintela y Kicillof como casos extremos, la política de la confrontación dialéctica, un terreno en el que siempre perderán frente a quien maneja sin pudor la botonera del poder, y sabe desempeñarse, como nadie, ante los medios y las redes sociales a las que le dedica horas de tiempo como parte esencial de su trabajo.

A ello se le suma el complemento de su «llamado asesor estrella» o «todo terreno», el joven Santiago Caputo que, no solo controla y nutre las redes con un equipo en el primer piso de la Casa Rosada, sino que elabora el discurso en función al aporte que surge de los sondeos de opinión y, como si fuera poco, asume de manera directa, y por delegación expresa del Presidente, negociaciones «de alto vuelo» en las que baja línea, notoriamente por sobre el resto de funcionarios de mayor jerarquía.

Con algo de desconocimiento de la importancia que tiene Caputo, hijo de un ex Presidente del Colegio de Escribanos de la Capital y sobrino de Luis y Nicki Caputo, el diputado Miguel Pichetto, por lo menos entonces sin dimensionar cómo funciona el esquema del poder presidencial, pretendió condicionar su presencia a que no esté el joven Santiago. De hecho, fue Pichetto el que no estuvo, un legislador que aunque por momentos parece cerca de la Casa Rosada se convierte, por momentos, en un personaje que logra hasta irritar a quienes están en el área chica del poder presidencial. En las últimas horas volvió a hacerlo con declaraciones que, aunque favorables al Pacto del 25 de Mayo, introducen cuestiones que agitan el debate en un momento que es para calmar las aguas.

EL PLAN A Y EL PLAN B DE

MILEI, CLARO COMO EL AGUA

La caída de la Ley Ómnibus y los reparos al DNU 70/23 llevaron a un grado de extrema tensión al Gobierno con el arco legislativo y los gobernadores.

Sin embargo, esta tensión no repercutió de manera negativa en los mercados que siguen dándole la derecha al Gobierno.

En el exterior, y en el empresariado nacional, se pondera la convicción del Presidente y en el no ceder a las presiones ratificando un rumbo de saneamiento de las cuentas fiscales que entusiasma, más allá que esperan que en el menor tiempo posible la política haga lo suyo para alinearse en una misma dirección que posibilite recrear la confianza y sentar las bases que ayuden a que el mundo mire con mayor entusiasmo a la Argentina como un país previsible, con seguridad jurídica y un marco de legislación laboral y tributaria que contribuya a que, con políticas de largo plazo, pueda convocar a la inversión de capitales que buscan, antes que nada, garantías de respeto a la propiedad privada y previsibilidad.

CONFRONTACIÓN

VS ACUERDOS

Milei ha sabido mostrar los dientes y, por momentos, ser implacable en la toma de decisiones tanto en el trato con los gobernadores como con el echar a funcionarios de su

Gobierno que a la hora de la verdad parecían dudar de su sentido de pertenencia.

En su mensaje, el Presidente señaló que «la confrontación no es el camino que queremos ni el que elegimos. Hay otro camino posible, distinto. Un camino de paz y no de confrontación: un camino de acuerdo y no de conflicto»; aunque admitió: «Debo ser honesto en decirles, no tengo demasiadas esperanzas de que tomen este camino. Creo que la corrupción, el egoísmo, y la mezquindad están demasiado extendidos. Pero si bien no tengo demasiadas esperanzas tampoco las he perdido. Es más, quiero que me demuestren que estoy equivocado, quiero desafiarlos a que demuestren que la política puede ser más de lo que es, que podemos aspirar a ser mejores, que demuestren que, a pesar de nuestras diferencias, podemos anteponer los intereses de la Nación a los miserables intereses electorales».

Con estas palabras Milei trazó los dos horizontes posibles. Seguir con la confrontación o firmar un nuevo contrato social el 25 de Mayo en Córdoba, que establezca los diez principios del nuevo orden económico argentino, con la idea de dejar atrás las antinomias del pasado, abandonar las recetas del fracaso.

La segunda opción supone el paso previo de firmar un preacuerdo y sancionar antes tanto la Ley Bases como un paquete de alivio fiscal para las provincias.

Con esta invitación, el Presidente tendió un puente de plata que será el eje del debate en los días venideros, con gobernadores exhaustos y con poco margen para asumir posiciones principistas, algo de lo cual los legisladores han tomado debida nota.

(Foto de Milei hablando desde el atril) EN SU DEBILIDAD ESTÁ SU FORTALEZA. 82 días de gestión fueron suficientes para que los políticos, los empresarios y los sindicalistas conozcan el perfil de un Presidente que, como él dijo, es «un animal muy distinto al que estaban acostumbrados». Es cierto que no tiene diputados ni senadores en número incidente, no tiene gobernadores ni intendentes pero, no es menos cierto que es el jefe de la administración y el dueño de la botonera de un poder que demostró estar dispuesto a usarlo sin contemplaciones y casi con sadismo. Los gobernadores saben que, más temprano que tarde, deberán «ir al pie» y saben que el Presidente conoce «donde le aprieta el zapato» a cada uno. Lo concreto es que Milei no tiene nada que perder y no le debe nada a nadie. Está «con las manos libres», y una fuerte convicción. No vive de la política, ni la política es «un fin en sí mismo». No toma decisiones pensando, como otros, «en los costos». Lo que hay que hacer se hace «aunque vengan degollando». Ahí está su fortaleza. Los que se le oponen son ya conscientes que pueden perder mucho. En esto, y en este tiempo, está claro que el Poder Ejecutivo es el hermano mayor de los tres poderes del Estado. La Justicia, otrora fuerte, ya no lo es desde el momento en que, la cabeza de ese Poder, la Corte Suprema, ha mostrado que no es capaz de hacer cumplir sus propios fallos. Es, sí, la última palabra, la intérprete final de la Constitución, pero, ¿de qué sirve si una vez resuelto lo resuelto no se cumple? ¿Y el Congreso? Se dice que, sin Congreso, no se puede gobernar… ¿Pero acaso los legisladores, que son las terminales de los jefes territoriales, son capaces a ser indiferentes a la situación de las Provincias? ¿Y éstas, pueden quedar mucho tiempo privadas del auxilio federal al que la mayoría se malacostumbraron? No, es la respuesta. De nada vale ir a los medios, en este caso para predisponer al que maneja la botonera, o ir a la Justicia si es sabido que los tiempos de ésta son diametralmente opuestos a los de la política y al de las necesidades dinerarias de los gobernadores. Lo más atinado, máxime conociendo el perfil de quien se autodenomina un león, es entender la música para lograr soluciones que es lo que la gente necesita. Hacerse el guapo, sin municiones, es ir a una guerra perdida… En este marco. la convocatoria al Pacto del 25 de Mayo, donde se podría dejar en el olvido y como anécdota estos meses de confrontación que han servido para conocer el perfil del hombre que, por casi cuatro años más, comandará los destinos del país. Los que piensan en un juicio político, sobre la base de números ideales, olvidan que un trámite de esta naturaleza lleva varias semanas hasta llegar a una posible suspensión. En ese ínterin, un hombre con la motosierra en la mano, y la decisión de «ir a fondo», puede firmar tantos decretos o resoluciones que daría para pensar antes, de hasta dónde es peligroso acorralar a un gato, tanto más a un león. En un solo día firmó el cierre del Inadi, le quitó fondos a Buenos Aires por casi mil millones de dólares y al Congreso la facultad de implementar el nuevo Código Procesal. Cuánto más puede hacer, en varias semanas de furia, si viera comprometida su situación…
UN FUNERAL EN MEDIO DE LAS SOSPECHAS. La muerte del enemigo número uno de Vladímir Putin, el opositor ruso Alexei Navalny, quien era la figura más conocida de Rusia, con 47 años, de manera repentina y en circunstancias todavía por esclarecer el 16 de febrero puso en pie de guerra a medio país. Estaba en una colonia penal del Ártico donde cumplía condenas que sumaban más de 30 años. Sus restos llegaron este viernes a la iglesia de Moscú donde se celebró su funeral, al que acudieron miles y miles de personas que se concentraron en los alrededores a pesar de las amenazas del Kremlin y el temor a detenciones. En una llamada con periodistas, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, se negó a dar una valoración sobre Navalny como figura política y dijo que no tenía nada que decir a su familia.»Sólo un recordatorio de que tenemos una ley que debe cumplirse. Cualquier concentración no autorizada constituirá una violación de la ley, y quienes participen en ella tendrán que rendir cuentas, de nuevo, de acuerdo con la legislación vigente», afirmó Peskov. Entre los asistentes a la ceremonia, además del representante italiano SferraCarini, estuvieron Lynne Tracy, la embajadora de Estados Unidos en Rusia, así como los representantes de Alemania, Alexander Lambsdorff y de Francia, Pierre Levy. El servicio religioso se celebró en una iglesia en Marino, un distrito en el Sudeste de la Capital rusa donde vivía el opositor antes de ser encarcelado. Cumpliendo con el rito ortodoxo, el cuerpo de Navalny fue expuesto en un féretro abierto. Durante el servicio sonaron la canción MyWay de Frank Sinatra y la música de la escena final de Terminator 2, la película preferida de Navalny. El político se destacó entre la disidencia rusa tras una campaña en la que denunció una corrupción rampante en la cúpula de la administración de Putin. Fue arrestado en enero de 2021 después de volver a Rusia desde Alemania, donde había sido tratado por un envenenamiento. «Alexei fue torturado durante tres años», aseguró su esposa ante los diputados europeos. «Le hicieron pasar hambre en una diminuta celda de piedra, lo aislaron del mundo exterior y le negaron visitas, llamadas telefónicas e incluso cartas», acusó. «Y entonces lo mataron. E incluso después, maltrataron su cuerpo», agregó.
UN ABRAZO QUE NO PASÓ DESAPERCIBIDO. El Presidente saludó a muchos, a algunos con mayor o menor efusividad, pero el abrazo a la Ministra de Seguridad pareció ser un mensaje hacia afuera del reconocimiento del Gobierno a Patricia Bullrich quien logró coordinar, con éxito, el accionar de las fuerzas de Seguridad a las cuales el Presidente le dio un fuerte respaldo en su mensaje. «Se terminó con nosotros la cultura vil de despreciar a las fuerzas del orden y a las víctimas del delito y el enaltecer a los delincuentes. Estamos impulsando una ampliación del marco de la legítima defensa, y de cumplimiento del deber, para que no terminen «entre las rejas» los ciudadanos que se protegen a sí mismos o los policías que protegen a los ciudadanos mientras los delincuentes se pasean libres por las calles «. Una política que tiene mucho consenso social.
UN MINISTRO QUE SIGUE SUMANDO PODER. El Ministro de Economía no forma parte de la llamada mesa chica del poder que comparten el Presidente con su hermana más el Jefe de Gabinete y el asesor estrella, Santiago Caputo, cuyo poder dentro del Gobierno no es ningún secreto. En el segundo anillo están el Ministro de Economía, la Ministra de Seguridad, y el Ministro del Interior pero, en el caso de Luis Caputo, ejecutor de las ideas directrices en materia económica del Gobierno, lo que está claro es que sigue sumando cuotas de poder. A su órbita ahora pasará el monitoreo de los llamados fondos fiduciarios, considerados cajas negras de la política, enrededor de los cuales giraríanmiles de millones de dólares sin ninguna clase de controles. La encendida oposición de un grupo de legisladores, pertenecientes a distintos espacios políticos, fue el detonante de la caída de la «Ley Ómnibus» cuando el Presidente desde Israel ordenó el retiro del proyecto. Los gobernadores también son beneficiarios de este esquema poco transparente por donde se filtra gran cantidad de recursos de las arcas del Estado.
UN HOMBRE A TENER EN CUENTA. El Jefe de Gobierno porteño pasó a tener una relevancia particular en la estructura del PRO. Es el único que tiene los fierros, como habitualmente se denominan a los espacios de poder que maneja quien tiene un gobierno. Delfín de Mauricio, que se jugó por él para retener el principal bastión del Partido, Jorge Macri viene mostrando que tiene juego propio. No está ni tan cerca ni tan lejos de Milei, y mantiene la alianza en la Ciudad Autónoma con la UCR con la que se asegura la gobernabilidad por el aporte de legisladores que el Partido de Milei no le puede ofrecer. La relación del Papa Francisco con el menor de los Macri es también distinta. Con Horacio Rodríguez Larreta, cero onda.
CON EL ALA ROTA .El ex gobernador, Gerardo Morales no la tiene fácil. Fue blanco de un misíl lanzado por el Presidente en la asamblea, que alcanzó de lleno a toda la UCR. «Nos enteramos que un ex gobernador metió tras las rejas, sin el debido proceso, a un ciudadano por 50 días, meramente por el crimen de hablar mal de la corona en un chat privado. Ofende el silencio de aquellos que se dicen republicanos». Al terminar la Asamblea, el Presidente de la UCR, socio político de Morales, deliberó con su equipo más íntimo pero finalmente omitió hacer declaraciones públicas.
UN RESPALDO INEQUÍVOCO. El ex Presidente se apresta a asumir en días más la Presidencia del PRO, en reemplazo de PatriciaBullrich. Al término del mensaje de Milei no tardó en expresar su total acompañamiento a las líneas del mensaje y a la convocatoria realizada para el 25 de Mayo en Córdoba. No menos sugerente fue el efusivo abrazo del Presidente al salir del atril con el senador Luis Juez, un cordobés que también tuvo en las últimas semanas expresiones críticas para con Milei.
LA REIVINDICACIÓN PARA UN MILITAR DESTACADO. Horacio Losito, coronel del Ejército, fue camarada del padre de la actual Vicepresidente. Días atrás fue recibido, con todos los honores en el Regimiento de Infantería 30 de Apóstoles, Misiones. Fue homenajeado por su desempeño en la guerra de Malvinas en un emotivo acto. A Losito se le concedió la libertad, en diciembre del 2023, no obstante tener una condena a perpetua por los hechos de Margarita Belén, Chaco y otras dos condenas a 25 años.
SEÑAL DE LA CORTE SUPREMA QUE IMPACTÓ EN LOS SINDICATOS. El máximo tribunal, por unanimidad revocó un fallo de la Cámara Nacional del Trabajo que provocó un incremento desproporcionado de la indemnización. Dejó sin efecto una sentencia de la Cámara Nacional del Trabajo que ordenaba la capitalización sucesiva de intereses. Para el máximo tribunal el criterio de los camaristas para el cómputo en una indemnización por despido no se encuentra previsto en la ley.El fallo de la Corte Suprema implica una señal clara en el marco de las indemnizaciones y sobre todo un fuerte golpe a las interpretaciones sobre la multiplicación de intereses en las demandas laborales.Para la Corte Suprema, «la capitalización periódica y sucesiva ordenada con base en el acta 2764/2022 de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo no encuentra sustento en las disposiciones del Código Civil y Comercial de la Nación». Recordó que el artículo 770 del Código Civil y Comercial establece una «regla clara» según la cual «no se deben intereses de los intereses». En razón de ello, sentenció que «el fallo recurrido no constituye una derivación razonada del derecho vigente aplicable a las circunstancias comprobadas de la causa», por lo que resulta arbitrario, y dejó sin efecto la sentencia de la Cámara.
LOS TIEMPOS DE LA JUSTICIA NO SON LOS DE LA POLÍTICA NI LOS DE LAS NECESIDADES FINANCIERAS ACUCIANTES. Una demanda ante la Corte Suprema, como instancia originaria, lleva tiempo de tramitación hasta su resolución que va precedida de audiencias de conciliación que son pasos previos y necesarios, aunque habitualmente inconducentes. Una vez que la Corte pronuncia su fallo, de ser favorable, no se torna operativo como ocurre con el reclamo de la Ciudad Autónoma en el que, aun, el Alto Tribunal no hace cumplir su propio fallo pasado más de un año del mismo. El único caso en que la Corte ordenó cumplir su fallo, y fijó un término de 30 dáas para hacerlo, se dio el 28 de diciembre de 1959 en «un leading case» que fue desde los tribunales de Corrientes. Ahora Kicillof reclamó ante la Corte Suprema por la quita del Fondo de Fortalecimiento Fiscal. Lo más probable es que el Gobernador concluya su mandato y que no vea el resultado de una decisión que priva a su gobierno de mil millones de dólares, que se suman a otras privaciones como las vinculadas con los docentes o con los subsidios al transporte. Está claro que la solución es política. Así lo entendió el Gobernador del primer Estado argentino que estuvo en la primera fila frente al Presidente en la Asamblea Legislativa. «Hablando la gente se entiende». Apelar a los medios, y a la Justicia, y más «sin resto» no es la forma más inteligente. A Kicillof, como a otros gobernadores, «le cayó la ficha» que, frente a ellos, hay un animal muy distinto al que están acostumbrados como el propio Presidente dijo. Algo que este medio advirtió, hace varias semanas, cuando dijo que, antes que nada, «hay que conocer el perfil de Milei», un hombre que no mide costos políticos a la hora de tomar decisiones, que no duda en meter cuchillo a fondo y que no trabaja para ser reelecto sino para cumplir lo que considera «una misión».
UNA POSICIÓN INMORAL. El Gobierno del Chubut acordó, en su momento, un préstamo para superar las dificultades de una mala administración. Pactó su devolución en cuotas, afectando la Coparticipación y aceptando el descuento automático de modo que se le gire el excedente. No es ni más ni menos lo que hizo el Presidente, y lo hizo con una de las provincias que no eran precisamente opositoras sino virtuales aliadas. Aplicó el principio «lex dura sed lex», sin discriminar. Cierto es que el origen de la deuda se remonta al tiempo del anterior gobernador, MarianoArcioni, un protegido de Sergio Massa quien, por entonces, le decía como a otros «después vamos a arreglar». El después lo encontró a Milei en su lugar que no hizo sino aplicar las normas del contrato por la simple razón que, como lo dijo una y mil veces, «no hay plata». Importa recordar que cuando los legisladores le privaron de una mayor recaudación,Milei advirtió que no pondría en riesgo el objetivo «del déficit cero» y que, para ello, debería aplicar un ajuste mayor a las Provincias. Proceder de manera distinta hubiera implicado trasladar al Estado nacional problemas de otras jurisdicciones que también deben hacer, puertas adentro, el ajuste que se hace en el orden nacional. Lo inmoral fue que a sabiendas y de mala leche se planteó como algo ilegal haciendo Prensa contra una decisión del Presidente fundada en las normas contractuales. Está claro que equivocó el camino y las formas. En situaciones como esas, lo lógico es plantear, en el marco del diálogo, una solución realista, pero el Gobernador del Chubut, como otros mandatarios provinciales, «dinamitaron los puentes» cuando, pudiendo ayudar al Gobierno en el tratamiento de la llamada «Ley Ómnibus» que le daría mayor recurso al Poder Ejecutivo, prefirieron asumir posiciones principistas solo posibles en quienes tengan espaldas para aguantar. Chubut tuvo el acompañamiento de todas las Provincias con excepción de Tucumán, cuyo gobernador, Osvaldo Jaldo fue el primero que viócual era el camino. La solidaridad de las otras jurisdicciones no fue por convicción sino por necesidad. Muchas de ellas se encuentran en situación similar a Chubut con deuda en pesos y otras con deudas en dólares que requieren de la buena voluntad del poder central. El descuento de dinero que hizo tanta bulla no era significativo. Se trataba de U$S 15.000.000 de dólares, nada en comparación con la guadaña que sufrió Axel Kicillof, a quien por un Decreto lo privaron de la friolera de U$S 1.000.000.000 (mil millones de dólares) otorgado por otro Decreto anterior de Alberto Fernández, que el gobierno saliente no tuvo el tino de elevarlo a la categoría de Ley. Con todo, tanto Kicillof como Ignacio Torres estuvieron en la Asamblea Legislativa poniendo de manifiesto la necesidad de reencausar un diálogo que hace a la supervivencia de ambas provincias.
SALTA COBRARÁ $170.000 DIARIOS A LOS EXTRANJEROS EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS. El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, explicó la nueva medida en hospitales, una medida que sería imitada en otras provincias como forma de optimizar el presupuesto de salud y aseguró la atención de urgencias en las guardias. En el año 2022, el docente salteño Alejandro Benítez paseaba por el Sur de Bolivia en su moto. No era la primera que vez que lo hacía. Pero sí la última. Un camión lo embistió y tuvo graves heridas que obligaban a recibir una atención médica urgente. Se estaba muriendo tirado sobre el pavimento. Según contó su hijo Agustín, el personal de las fuerzas de seguridad bolivianas y médicos se negaron a atenderlo porque no tenía dólares ni dinero de ese país. El caso de Benítez fue la última gota que rebalsó un vaso lleno de denuncias y reclamos de argentinos que habrían sido maltratados en Bolivia. No sólo en cuestiones ligadas a la atención médica, sino también en otros aspectos, como por ejemplo, que en estaciones de servicio bolivianas se nieguen a cargarle nafta a autos con patente argentina.Más allá de todas estas denuncias y reclamos, y a pesar de los amagues, nunca una provincia argentina se animó a implementar un esquema de cobro para los extranjeros que se atiendan en hospitales públicos nacionales. Por primera vez, un Gobierno provincial anunció, por Decreto, el arancelamiento de la atención sanitaria para los extranjeros que se encuentren en la Argentina de manera temporal, de vacaciones, o que tengan una residencia ilegal o precaria, es decir, no permanente. El también ex funcionario admitió que hace tiempo tenían en carpeta tomar una medida de este tipo, pero que no lo pudieron llevar adelante ante «la resistencia» del Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. En las dos últimas décadas el país tuvo una política inmigratoria muy particular con el ingreso de miles de bolivianos, peruanos, paraguayos, venezolanos que se asentaron particularmente en el Amba y que no solo se valieron de la salud pública, sino también de la educación gratuita, incluso de niveles universitarios, la mayoría de los cuales obtuvieron sus títulos y volvieron a emigrar. Además, se otorgaron planes sociales aun residiendo efectivamente muchos de ellos en su país de origen, viniendo solo para votar, algo común en las provincias de frontera con localidades en que la afluencia de extranjeros volcaba el resultado de las elecciones. Todas estas cuestiones no se compadecen con la necesidad de cuidar el dinero de los argentinos contribuyendo a eliminar el déficit. Salta, una provincia cuyo Gobernador respondía a Sergio Massa, ahora dio un giro que podría ser imitada por otras jurisdicciones, más ahora en que los gobiernos provinciales deberán hacer sus propios ajustes como consecuencia de la reducción drástica de las transferencias discrecionales desde el poder central.
CON LOS DEBERES HECHOS.El Gobernador del Chaco es uno de los pocos gobernadores que, por estas horas, tiene el visto bueno del Presidente. Lo previsible es que, de a uno en fondo, se vayan alineando porque, en los hechos ninguno, siquiera Córdoba, tiene el resto suficiente como para sostener un estado de beligerancia con el poder central. En esto hay que ser realista y consciente de las limitaciones que supone administrar provincias con graves desórdenes fiscales.
RÁPIDO DE REFLEJOS. Llaryora, otro de los gobernadores que tuvo fuertes contrapuntos con el Presidente a partir del rechazo a la «Ley Ómnibus», como buen político que es, estuvo en primera fila, hizo gestos de asentimiento durante el discurso, y al ser consultado por los periodistas no ocultó su satisfacción no solo por el hecho de tender un puente de entendimiento sino por la circunstancia de haber sido elegida Córdoba para un acto de esta naturaleza. La realidad del país no deja margen para la confrontación, más cuando desde el exterior se advierten demasiadas expresiones de apoyo y una señal clara de los mercados que apuestan a la recuperación económica y social de un país que es estratégico en términos de geopolítica. El acompañamiento de los gobernadores y del Congreso es la última señal de madurez que se espera desde la Santa Sede, el FMI, y los grandes grupos inversores que ven a la Argentina con un potencial que paradójicamente muchos de los que aquí viven no la ven. Llaryora es, al menos por ahora, quien dentro del peronismo tiene mayores posibilidades de ser la cabeza visible de una oferta electoral atractiva para un 2027 que no está tan lejos ni tan cerca. Otro es Axel Kicillof si logra estabilizar las finanzas en su provincia, aunque el bonaerense no tiene un perfil atractivo para el voto moderado en un sistema electoral de doble vuelta.
LA CGT NO SE MOVILIZÓ AL CONGRESO. La dirigencia cegetista mide los tiempos antes de avanzar con su plan de lucha. En los hechos está perdida, con un debate abierto puertas adentro de cómo pararse frente a un hombre como Milei que, a la hora de actuar, no mide ni las consecuencias ni los costos políticos que no le importan. En el discurso, el Presidente «zamarreó» no solo a los políticos sino también a los empresarios prebendarios y a los sindicalistas y hasta anunció mecanismos legales que impedirán que puedan perpetuarse en la conducción de los sindicatos, limitando a una sola reelección para cada dirigente y el hecho que las internas para la elección de autoridades se harán bajo la supervisión de la Justicia Electoral nacional. La idea es dejar que cada sindicato afronte su pelea sectorial contra el ajuste dispuesto por Milei y esperar hacia fines de marzo o abril, etapa en la que, creen los gremialistas, se producirá el pico de conflictividad y quedará en claro si se mantendrá la tolerancia social al Gobierno. En los últimos días ya concretaron distintas protestas, gremios como La Fraternidad, Sanidad, los aeronáuticos, ATE y la Uocra, entre otros, mientras los docentes agrupados en la CGT harán este lunes una huelga y la UTA anunció un paro de transporte en el Interior del país para el martes 5 de marzo. Al anunciar el paro en el sector educativo, el titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, dijo: «Nosotros queremos a los alumnos en las escuelas, pero responsabilizamos al Gobierno nacional de las medidas que nosotros tomamos por falta de aportes y por falta de reflexión ante esta problemática: el gobierno nacional tiene que financiar y sostener la educación». Maturano advirtió que si no llega a un acuerdo salarial se decidirá otra huelga o un quite de colaboración que afectará a miles de usuarios. «Algo vamos a hacer, no nos vamos a quedar tranquilos», dijo en diálogo con Infobae. Además, se mostró molesto con los gremios ferroviarios que firmaron un aumento «por debajo de la inflación» y confirmó que reclama una mejora del 50%. Para la CGT existe otro motivo de intranquilidad: el fallo de la Corte Suprema por el cual se revoca la multiplicación excesiva de intereses en las indemnizaciones fue interpretado como una señal de que podría avalar el capítulo laboral del DNU 70 que firmó Milei y está trabado en la Justicia. El Gobierno apeló el 18 de febrero pasado el fallo de la Cámara Nacional de Trabajo que declaró inconstitucional el DNU, en procura de que la Corte le otorgue validez a la reforma laboral. Más allá de que logró frenar el Decreto de necesidad y urgencia del Gobierno, la CGT sospecha que la sentencia de la Corte sobre las indemnizaciones marca un «cambio de tendencia que favorece a los empresarios» y que anticiparía una decisión en favor de los cambios laborales que propone Milei.
MEDIDAS FUERTES. La eliminación del Inadi y de Télam, la decisión de prohibir el uso de los aviones oficiales para cuestiones privadas, el uso de aviones de línea para el Presidente y los funcionarios, la decisión de dejar un solo avión de la flotilla presidencial, la decisión de vender los aviones de YPF o el Senasa, la reducción de la gran cantidad de autos oficiales, la eliminación de las jubilaciones de privilegio para el Presidente y Vicepresidente, la decisión de descontar la jornada del sueldo a los empleados del Estado que no vayan a trabajar por motivo de paro, la eliminación del financiamiento público a los partidos políticos son todos «golpes de efecto», más allá del ahorro que representan, con los que el Gobierno busca dar algo más que señales de que «la cosa va en serio», incluso con muchas medidas que lo afectan particularmente.
UN MARGINAL DE LA POLÍTICA.Hay de todo en las Cámaras legislativas. De hecho, en las dos últimas décadas el nivel de sus componentes ha caído de manera exponencial. Es sin duda producto de la crisis de representación que afecta a la política, como a los gremios, producto de normas regulatorias que no contribuyen a la transparencia en los métodos de selección. Los partidos como los sindicatos o los clubes de fútbol son círculos cerrados administrados por oligarquías de turno. En la política, los partidos fueron reemplazados por frentes heterogéneos en los cuales los candidatos surgen del dedo al amparo de un sistema que profundizó la crisis de representación, que concluyó con la irrupción del fenómeno Milei como respuesta de la sociedad a grandes mayorías no contenidas, hartas de sucesivos fracasos. Mario Manrique es el personaje de la foto. Un diputado kirchnerista que le dió la espalda al Presidente durante el discurso. Es el número dos del Smata y aliado de Pablo Moyano; amenazó «con prender fuego» a los empresarios. En el resto de la bancada hubo un malestar lógico porque hace a la imagen del bloque como tal.
«COSCORRÓN A SCIOLI».La ex senadora provincial criticó la ansiedad de quienes, como Daniel Scioli, prefieren abandonar el barco «sin templar el espíritu» para la pelea de fondo que se dará en 2027 y recordó que ya en turnos anteriores se había pronunciado en contra de ceder espacios legislativos a quienes después hacen «juego propio» y resienten la representación del PJ en ambas Cámaras.La apertura del período ordinario de la Legislatura provincial es el punto de largada del año político que, en el caso del radicalismo como del peronismo, se vivirá con mayor intensidad porque comienzan a calentarse los motores de sus respectivas internas partidarias que serán el punto de partida para un 2025 que promete estar «para alquilar balcones». Carolina estuvo en la Asamblea Legislativa y no dejó dudas de la decisión, que había anticipado el año anterior, de que comenzará a recorrer la provincia para contribuir al armado de un proyecto de construcción colectiva que torne competitivo a un PJ cuyo desafío, según la ex Senadora, es «recuperar la identidad partidaria», la autonomía decisoria al margen de Buenos Aires, y abogar por llevar candidato propio para la candidatura mayor. Dejó en claro que las alianzas se discutirán después y que la interna, por la conducción del Partido, se circunscribirá a los afiliados del PJ.
EN LAS PUERTAS DEL JUICIO ORAL. Luego que la Justicia confirmara el procesamiento del actual intendente de Mercedes, Diego «Tape» Caram, el martes se iniciará el debate para juzgar sobre su inocencia o culpabilidad. Es la oportunidad procesal que tienen las personas para demostrar a la luz de las pruebas su verdad y dar oportunidad que con intervención del fiscal y los defensores los tres jueces del TOP de Mercedes den el veredicto. El desarrollo del debate insumirá al menos tres meses por la cantidad de testigos que han sido citados. Queda por resolverse quién actuará como Secretario del Tribunal, en función a que su titular no lo hará por ser el hermano del abogado defensor del Intendente, circunstancia que lo inhabilita. La particularidad del caso es que, a pesar de lo dispuesto por el art. 224 de la Constitución provincial, conforme a la interpretación ratificada por el Superior Tribunal en el voto de su Presidente, doctor Rey Vázquez, el Jefe comunal permaneció en funciones y llegará al debate en ejercicio del cargo sin que se haya hecho efectiva la previsión normativa de la Constitución local. El Concejo Deliberante de Mercedes ha hecho caso omiso a la norma constitucional y el Ministerio público ha guardado silencio, sentando un precedente cuanto menos curioso. Caram pertenece a Cambio Solidario, un partido que, con Víctor Cemborain a la cabeza, en su momento desplazó al radicalismo. Luego, al renunciar a la Intendencia, Elvira Sánchez asumió el cargo y fue reelecto en el periodo siguiente. Su Partido logró, en el marco de la alianza con el PJ, colar una diputada en la lista de Unión por la Patria, aunque esta parcialidad como la de Gustavo Canteros ha resuelto conducirse de manera autónoma a partir del período ordinario que se inició el viernes pasado, con la confirmación en este caso de un monobloque. La representación genuina del PJ será de dos diputados mientras que en el Senado tendrá tres que funcionan desde antes ya como bloque del PJ.
PERUCHO, «UN ADELANTADO». El Presidente de la Cámara de Diputados la vió. Córdoba pasaría a ser, como en otros grandes momentos de la vida de la Nación «el faro de la República». El apelativo de la docta tiene su razón de ser. Los niveles de la educación son claramente mayores al del resto del país. En el mundo del Derecho ha dado grandes juristas, muchos de los cuales llegarán a la Procuración General o a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Se distingue por tener una enorme cantidad de librerías y de cafés para las tertulias de quienes frecuentan el micro centro capitalino. Perucho desembarcó la semana que terminó en Córdoba. Se reunió con el Presidente del Superior Tribunal de esa provincia, un jurista designado por Ramón Mestre hace 25 años y que aun está en funciones. Con él y luego con la Vicegobernadora de la Provincia dialogó sobre la experiencia que ha dado la boleta única, una idea que la plasmó en un proyecto que con la firma de varios diputados ingresó en la Cámara de Diputados de Corrientes y que, por lo que se sabe, tendría un fuerte acompañamiento.
.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS