26.3 C
Corrientes
miércoles, 19 junio, 2024

Aun con diferencias, los gobernadores se abroquelan y hacen cuentas para imponerse en el Congreso

Noticias y curiosidades del mundo

El fallo judicial favorable a Chubut por la retención de una parte de la coparticipación bajó el tono de la disputa entre Javier Milei y los gobernadores, aunque la sucesión de confrontaciones potenció los contactos entre los mandatarios provinciales y dejó latente la articulación a partir de marzo para empujar en el Congreso proyectos para recomponer las arcas distritales.

En su respuesta a la eliminación del Fondo de Fortalecimiento Fiscal, por la que Buenos Aires no percibirá este año unos 873 mil millones de pesos, Axel Kicillof insistió en avanzar con el intento de derogar el mega DNU de Milei, fundamento del decreto de esa poda por las emergencias declaradas hasta fines de 2025.

Al día siguiente, en la inauguración del ciclo lectivo, Martín Llayrora ratificó que dará pelea por la restitución del Fondo de Incentivo Docente (FONID) y que si el Ejecutivo mantiene la decisión de no reinstaurar ese aporte promoverá la sanción de un proyecto para restablecerlo por ley. Diputados de distintos bloques opositores ya presentaron iniciativas en esa dirección.

Kicillof y Llaryora profundizaron el vínculo. El bonaerense puso en marcha esta semana una ronda de llamados con sus pares y volvió a conversar con el cordobés. Kicillof también habló con Ignacio Torres, otro de los apuntados por el Gobierno, además de mandatarios peronistas como Sergio Ziliotto, Ricardo Quintela y Gerardo Zamora.

“Hablamos con todos”, contaron en La Plata los contactos que habían incluido a Alfredo Cornejo por el FONID y en menor medida a Rogelio Frigerio. El propósito de darle un golpe al DNU en el Senado quedó más cerca para el peronismo a partir del pedido de nueve senadores para tratarlo en el recinto, lo que sumados a los 33 de Unión por la Patria conformarían una mayoría para rechazarlo.

“Se supone que los votos están”, se entusiasmaron en la gobernación bonaerense. Para que el decreto quede derogado tendría que bajarlo también Diputados: en esa Cámara los opositores esperan el primer paso en el Senado para luego aprovechar el envión. “Allá están más cerca, y una vez que ellos lo consigan va a aumentar la presión acá, pero no necesariamente funciona como un escenario en espejo”, evaluó un referente de Unión por la Patria.

La cordobesa Alejandra Vigo fue una de las senadoras que pidió a Victoria Villarruel la sesión para debatir el DNU, aunque Llaryora prioriza la reposición del FONID. “Por el decreto vamos a ver, lo que afecte a los intereses de Córdoba no lo vamos a votar. Si quieren que salga algo van a tener que llamar, a libro cerrado no le aprobamos nada”, dejaron cerca del mandatario la pelota del lado del Gobierno.

Diputados de Unión por la Patria, el radicalismo, Hacemos Coalición Federal y la izquierda presentaron iniciativas para restituir el FONID. Con los legisladores cordobeses estarían cerca de reunir el número para imponerse en la Cámara baja.

Si cae la imagen de Milei, más duros

Llaryora había quedado en el ring contra el Presidente luego de la caída del proyecto de ley ómnibus. Milei desplazó al cordobés Osvaldo Giordano de la ANSeS, el gobernador cuestionó con dureza la tala al Fondo de Compensación del Transporte y la ausencia de “visión productiva” en el modelo del Gobierno.

En Córdoba remarcaron esta semana el aumento de la demanda de asistencia social (“el deterioro es muy acelerado”) y un “desplome” en la imagen de Milei. Según una encuesta para análisis interno, su ponderación pasó de 59% a 41% de diciembre a este mes.

El nos castigaba con la opinión pública, pero acá ya empieza a pasarle factura. Y marzo va a ser peor. Las expectativas se desplomaron y la responsabilidad de la crisis ahora se la atribuyen casi en la misma medida que al gobierno del Frente de Todos”, detalló un funcionario, y a la vez dejó la puerta abierta para retomar las negociaciones: “Nosotros queremos que le vaya bien, lo que no puede es llevarse puesto los recursos, los acuerdos y las leyes”.

A su vez, diputados nacionales de Hacemos Unidos por Córdoba habían acordado con integrantes de Unión por la Patria empujar la coparticipación del 30% del impuesto PAIS en la votación en particular de la ley ómnibus, un movimiento que no se concretó por el retiro del proyecto por parte del Gobierno. Desde ambos sectores no descartaron impulsarlo en las ordinarias que arrancan en marzo.

En el bloque conducido por Germán Martínez también remitieron a los proyectos para restituir el Fondo Compensador del Transporte y redistribuir las retenciones a la soja entre las provincias. “Es hora de poner en pausa cualquier diferencia política y tomar acciones valientes en defensa del pacto federal que dio origen a nuestra Nación”, propusieron en un comunicado.

Los gobernadores de lo que era Juntos por el Cambio se mantienen en contacto con el resto de los mandatarios aunque por el momento ponen en suspenso que esa articulación se refleje con votaciones en conjunto en el Congreso, a la espera del discurso de Milei ante la Asamblea Legislativa. Torres, uno de los apuntados por el Presidente esta semana, retomó la postura conciliadora.

Tenemos predisposición para acordar, aunque va a depender del Gobierno: si va a ir a los empujones o con una agenda de trabajo que podamos acompañar”, transmitió el chubutense, con el que la Casa Rosada habilitó un canal de diálogo luego del fallo judicial. Torres había respaldado en líneas generales el DNU, cubrió el FONID con fondos provinciales y abre expectativas de retomar la discusión de un nuevo pacto fiscal.

Maximiliano Pullaro, que había entrado en cortocircuito con Milei hace unas semanas por su resistencia a la suba de retenciones y a los cambios en el régimen de biocombustibles, buscó bajar la confrontación una vez que quedó fuera de camino la ley ómnibus. Concentrado en la gestión, no empujará la derogación del DNU y acompañará lo que defina el radicalismo.

La UCR y los llamados espacios dialoguistas seguirán el discurso de Milei para definir los próximos pasos, entre la decisión de diferenciarse de la oposición dura del kirchnerismo y la izquierda, y a la vez “defender” a sus provincias ante los embates del Gobierno.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS