30.7 C
Corrientes
jueves, 13 junio, 2024

La casta del empleo público: en el Gobierno nacional son mayoría los que cobran los salarios más altos

Noticias y curiosidades del mundo

Lo más común en el organigrama de una empresa privada o en un organismo público es un esquema salarial del tipo piramidal. Una base ancha que se va angostando a medida que se asciende en la escala jerárquica. Lógicamente, las remuneraciones se incrementan a medida que las posiciones laborales se reducen, conforme se acercan al pico de la pirámide.

Esto es bien simple de ejemplificar. En el caso de una repartición pública, por ejemplo un ministerio, lo que cabría esperar es esto: en la cima de la pirámide está el ministro. Un escalón más abajo los secretarios, luego subsecretarios, directores y subdirectores, jefes y subjefes de departamento, etc hasta llegar al último de los administrativos.

El sector público argentino rompe con esa lógica, al menos según la información disponible y en lo referido a los salarios. Bien podría decirse, en una figura que entiende todo el mundo y sin que nadie se sienta ofendido, que “hay más caciques que indios”. En términos más actuales, hay una casta que es muy numerosa y al mismo tiempo obtiene los sueldos más altos de la escala salarial.

salario-empleados Esta afirmación surge de mirar el esquema de la “Distribución de los salarios por tramos de los agentes ocupados” cuya última información disponible data de julio de 2023, fue procesada por la Dirección de Presupuesto y Evaluación de Gastos en Personal, una unidad que depende de la secretaría de Hacienda del ministerio de Economía.

Datos curiosos

De estos datos se puede observar una curiosidad. Del total de empleados que dependen de la administración pública nacional, organismos descentralizados, fuerzas armadas y de seguridad (no incluye empresas públicas) el grupo más numerosos es el que cobra los salarios brutos más altos, es decir lo opuesto a lo que intuitivamente se podría pensar tomando en cuenta aquello del esquema piramidal.

Sobre un universo de casi 400.000 empleados distribuidos en 19 franjas salariales surge esto:

– El segmento más bajo percibe un salario promedio de $ 176.000. El más alto es el segmento de los que cobran promedio $ 2.184.000

– En el piso de la pirámide hay 9.626 empleados. En total, atrapan el 0,5% de toda la masa salarial que se vuelca en el empleo público.

En la cúspide de la pirámide, hay 46.824 empleados. Son el 11% del total de empleados y capturan el 30% de la masa salarial.

Es el segmento más populoso. Lo sigue el de los 40.014 empleados que perciben en promedio casi $ 485.000 al mes. Son el 10,3% del total y se quedan con el 6% de la masa salarial

Estas cifras surgen de lo que perciben 398.000 empleados -entre permanentes y contratados- que dependen del Poder Ejecutivo Nacional y se incluyen además otros entes del sector público no financiero, pero no las empresas públicas. El informe muestra los salarios brutos pagados en julio del año pasado. Para llegar a las cifras que aquí se publican se ajustaron los montos de julio por la evolución del índice de precios del sector público que difunde el INDEC. Entre julio y diciembre dicho índice subió 46%.

Las gerencias de La Cámpora

Todo indica que la superpoblación de la parte más alta de la pirámide incluye a muchos cargos inventados por el gobierno pasado, más puntualmente por la agrupación La Cámpora, que se hizo fuerte en Anses y PAMI. Y también en la AFIP, el organismo que más puestos de trabajo sumó en el último año, saltando de 20.741 a 22.199 trabajadores solo el año pasado.

La semana pasada hubo novedades en este sentido. El Gobierno informó que eliminaron 30 altos puestos de gerentes a subdirectores del PAMI, que llegaban a cobrar unos $3.000.000 mensuales de sueldo.

Comparando el último informe publicado (tercer cuatrimestre de 2023) con el informe correspondiente al último cuatrimestre de 2019 -final del gobierno de Mauricio Macri- el cambio es notable.

La foto de los gobiernos de Macri y CFK

En el pico de la pirámide y percibiendo los mayores salarios se ubicaban en aquel año solo 16.475 empleados, que equivalían al 4,4% del total de 378.363 empleados que se computaban en ese momento. Y se quedaban con el 16% de la masa salarial, la mitad que a fin de 2023.

La foto al final del segundo gobierno de CFK era esta: 26.000 empleados en el pico de la pirámide, que equivalían al 6.4% del total y capturaban el 19% de la masa salarial.

De modo que prácticamente se triplicó en cuatro años la cantidad de empleados que se ubica en el pico de la pirámide.

En la explicación para esta figura ilógica de la pirámide no se puede tomar el caso de las empresas públicas, que es donde se pagan los salarios más altos.

Lo más seguro es que esa masa de empleados que perciben los salarios más altos está compuesta por dos organismos: AFIP y Anses. Clarín publicó en mayo del año pasado que ambas organizaciones eran las que pagaban los mejores salarios. En AFIP y Anses se rigen por su propio convenio colectivo de trabajo, diferente al de la administración pública nacional

En el caso de la AFIP sus empleados perciben suplementos varios: sobresale el reparto de una parte de la recaudación de impuestos.

Los trabajadores de la ANSeS cobran como premio parte de la cobranza de créditos otorgados por ese organismo. Su morosidad es ínfima, es decir que es un premio asegurado. Los empleados de la Anses también cobran un plus que se calcula según la cantidad de expedientes procesados por cada trabajador. Los trabajadores de estos organismos triplican en sueldo a los de la administración pública.

“En la cumbre de la pirámide también se encuentran 4.000 cargos políticos y 500 autoridades superiores” señala un ex funcionario que seguía a diario estos temas. La fuente recuerda que en la APN “el 57% de los empleados tiene título universitario, lo que les da derecho a cobrar un plus salarial”.

Entre las empresas públicas, sobresalen los salarios de Nucleoeléctrica Argentina (NASA) o Aerolíneas o Casa de Moneda. Ninguna de ellas forma parte de la “pirámide” que aquí se publica.

Un dato a tener en cuenta. En el informe de Hacienda se habla de un universo total de 457.846 empleados, distribuidos así: 292.896 en planta permanente y transitoria, dependientes del Poder Ejecutivo Nacional más 70.253 contratados. Otros 35.621 de otros entes del sector público no financiero y 59.076 de empresas públicas.

Las cifras difieren del informe que elabora el INDEC. En el último informe completo de dotación de personal, el INDEC contaba un total de 343.000 empleados, contado administración central, organismos y empresas públicas, pero no Fuerzas Armadas y de Seguridad. En el último mes muchas dependencias no giraron la información que solicita el INDEC. El Boletín de Hacienda llega a los 457.000 empleados. El de Hacienda posiblemente sea más riguroso con las cifras: después de todo de allí sale la plata para pagar los salarios.

Un dato final. En diez años el total-total de empleados públicos que dependen del gobierno nacional saltó un 15%, de 396.000 a 457.000 asalariados. En ese período el PBI no creció, y se achicó si se considera el PBI per cápita.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS