14.9 C
Corrientes
martes, 23 julio, 2024

CRA pegó el portazo

En un severo documento de ruptura, la entidad rural asegura que se sigue perjudicando a los productores agropecuarios. La prohibición a la exportación de ciertos cortes vacunos, entre otros motivos, precipitó el desenlace.

03-POLITICA-5

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural pegaron el portazo y renunciaron al Consejo Agroindustrial. Ambas entidades consideran que «no se lograron los resultados esperados». La decisión se tomó en medio de internas por la designación en el Gobierno de un ex integrante de CRA y en la previa de una asamblea autoconvocada de productores.

El documento de CRA se reproduce a continuación:

«La idea de generar un gran acuerdo entre sectores productivos primarios y la industria, ha sido históricamente mirada con generosidad e interés por nuestra entidad.

Por ello apreciamos como una idea feliz, aquella que derivó en el llamado Consejo Agroindustrial Argentino, que tuviese una muy publicitada presentación ante el Gobierno nacional y los distintos actores políticos.

Un proyecto de largo plazo, seguridad fiscal, una mirada productivista, incentivos a mayor producción y eliminación de distorsiones comerciales y fiscales, han formado parte de nuestra propuesta permanente.

Por ello nos integramos al CAA, sosteniendo que en ningún caso cederíamos representación gremial y que se debería respetar la importancia y la equidad de todos los sectores de la cadena.

Desde mediados del año pasado, CRA ha acompañado el desarrollo del CAA, coincidiendo y aportando para crear un marco de estabilidad fiscal y financiera sectorial hasta el 2030, con «herramientas de política institucional, de relaciones internacionales, impositivas, financieras y técnicas con efectos fiscales neutros» e intentando consolidar a la Argentina como líder en el comercio internacional de alimentos de origen animal y vegetal, alimentación animal y exportador de tecnologías del ecosistema agroalimentario.

En el transcurrir hemos remarcado los desequilibrios internos entre los actores de las cadenas con una exigua participación de los productores, lo cual impedía la necesaria creación de confianza.

Habiendo analizado los hechos transcurridos y las medidas anunciadas en los últimos 18 meses por parte del Gobierno, algunas de ellas siendo tratadas previamente con representantes del CAA, entendemos que los perjuicios que recayeron sobre los productores representados legítimamente por nuestra entidad ameritan que nos desvinculemos de dicho Consejo.

RESTRICCIONES

Más aún, cuando regirán restricciones a las exportaciones de cortes de carne vacuna hasta 2023, a contramano de los propósitos de la creación del CAA.

Huelga decir que el proyecto primigenio del CAA sostenía el propósito central de elevar exponencialmente las exportaciones y con ello la creación de puestos de trabajo, ambas ideas desnaturalizadas de cuajo, por el cierre de exportaciones, cupos, etcétera.

Las pocas medidas tomadas en relación al CAA, han sostenido las diferencias y han significado un severo perjuicio a la producción primaria.

Frente a la realidad, las bases confederadas venían solicitando hace meses el alejamiento, para evitar avalar con nuestra participación medidas a nivel de gobierno que sólo sirven para otorgar prebendas y privilegios a otros intereses sectoriales, y que perjudican a los productores.

Poco se trabajó para poder tener institucionalidad en los mercados granarios en cuanto a la formación de los precios. El precio justo que deviene de los mercados internacionales no es recibido por los productores agropecuarios por las grandes distorsiones locales, las cuales muchas cámaras que integran el CAA avalan.

El histórico lema de nuestro Movimiento Rural Confederado «Justicia económica para el productor rural», fue por un momento soslayado por intereses ajenos al productor.

Por todo ello, el Consejo Directivo de Confederaciones Rurales Argentinas ha decidido desvincularse del Consejo Agroindustrial Argentino y retirar a sus técnicos y representantes en las mesas de trabajo.

Siempre estaremos dispuestos a ideas nuevas para un país distinto, pero no para consolidar viejas prácticas comerciales en detrimento de nuestros productores».

Matices de una renuncia

Confederaciones Rurales (CRA) y la Sociedad Rural (SRA) oficializaron el jueves último su renuncia al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). La decisión se tomó dos días antes de la asamblea de productores autoconvocados en la localidad santafesina de Armstrong.

«Las pocas medidas tomadas en relación al CAA, han sostenido las diferencias y han significado un severo perjuicio a la producción primaria», apuntó CRA en un comunicado y en medio de fuertes internas por el nombramiento de Matías Lestani como secretario de Agricultura, según lo indica el portal de noticias La Política (LPO).

«Poco se trabajó para poder tener institucionalidad en los mercados granarios en cuanto a la formación de los precios. El precio justo que deviene de los mercados internacionales no es recibido por los productores por las grandes distorsiones locales», disparó CRA. Agrega LPO que no fueron pocos los asociados a CRA que venían reclamándole al presidente, Jorge Chemes, la salida del Consejo Agroindustrial. El tema es que la decisión se oficializó un día después de que el ministro Julián Domínguez sume a su equipo al jefe del Departamento Económico de la entidad rural.

El Consejo Agroindustrial fue creado en 2020 y nuclea a más de 60 entidades y cámaras del sector. Fue pensado como un ámbito para establecer canales de diálogo directos con el Gobierno nacional por parte de todos los eslabones de la cadena comercial agropecuaria. El coordinador del Consejo Agroindustrial es el presidente de la Bolsa de Cereales (Bcba), José Martins. En ese ámbito se logró, por ejemplo, bajar y eliminar las retenciones a varios productos de economías regionales y retomar los diferenciales arancelarios para los subproductos de la soja.

Algunos dirigentes que conversaron con LPO recogieron el guante y acusaron a CRA de no presentar propuestas concretas para trabajar con el Gobierno. «El proyecto de Ley para aumentar las exportaciones y crear empleo registrado a mediano y largo plazo sigue firme», confiaron.

Por el lado de La Rural, el que habló fue directamente su presidente, Nicolás Pino. «Entendemos que el funcionamiento adoptado en las últimas semanas no es el que aspiramos los productores», señaló el dirigente que ni bien asumió sumó a su entidad al Consejo Agroindustrial.

.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS